frost

¿Cómo prevenir el daño por heladas en mis plantas?

Cuando cultivamos en invierno el factor de heladas puede ser un problema. Cuando cultivamos especies que nos son para invierno generalmente no prosperan pero incluso cuando son especies de invierno pueden sufrir con las heladas si son plantas muy jóvenes expuestas al frio o cuando son variedades de primavera – verano.

En este artículo les explicamos cómo defender la huerta de heladas.

 

¿Por qué se dañan las plantas con la helada?

El daño por helada es cuando el agua en el interior de las células de la planta se congela, produciendo cristales que rompen la estructura celular y provocan estrés e incluso la muerte de la planta.

Las plantas tolerantes a la helada se protegen produciendo azucares que actúan como el anticongelante en un auto, es decir, se congelan a menor temperatura que el agua con lo que se logra una mayor tolerancia. Esto mismo hace que las plantas que resisten heladas y han estado expuestas a temperaturas más bajas son más dulces que las variedades de verano por ejemplo.

 

¿Cómo prevenir el daño por heladas?

 

Si se puede, elegir bien la ubicación del cultivo:

Un lugar rodeado de árboles o arbustos es menos propenso a ser afectado severamente por una helada. Una huerta ubicada en una pendiente suave orientada al norte también se beneficia de una protección adicional, tanto por el calor que recibe del sol y retiene como del efecto drenaje en que la helada baja hacia el llano. El peor escenario es un lugar alto, en el fondo de un valle y sin árboles o arbustos cercanos.

 

 

Además:

Elegir especies y variedades que no sólo resistan el frio sino que se beneficien de este, incluso las heladas. (ver artículo)

Regar antes de que caiga la helada, ojalá un par de días antes. Parece contraproducente, pero cuando el agua se congela libera un poco de calor que ayudará a las plantas a resistir.

Tener caminos o delimitaciones de piedra o cemento absorben la radiación solar durante el día y lo mantienen por más tiempo que la tierra por lo que ayudan mucho a proteger las plantas cercanas de la helada.

Poner un ventilador en el sector. Una pequeña brisa logra romper la inversión que trae la helada.

Plantas en macetas son más susceptibles a la helada ya que no tienen la masa aislante del suelo para proteger las raíces. Idealmente hay que ponerlas en un lugar protegido, adentro o al resguardo de un árbol o un alero.

Las plantas sanas, bien nutridas y regadas tienen más herramientas para protegerse de las heladas. Las plantas muy jóvenes son más sensibles y deben ser protegidas mejor.

Las plantas de color rojo o morado absorben más calor del sol así como los verdes más oscuros.

El mulch o acolchado ayuda mucho a mantener el calor en la tierra y protege a las plantas vecinas así como una alta densidad de plantas en el cultivo (se protegen entre ellas).

Finalmente, lo más efectivo es cubrir las plantas con malla antiheladas, papel de diario, lona o plástico. Todos excepto la malla antiheladas van a requerir que se retire la protección una vez pasada la helada ya que no dejan pasar la luz, aire o agua.

 

¿Qué hacer cuando ya cayó la helada y mis plantas se dañaron?

 

En muchos casos ya no hay nada que hacer. Las plantas no se recuperarán y luego de unos días morirán. En caso de árboles o arbustos vale la pena hacer una poda regenerativa sacando todas las puntas quemadas. Hay que tratar de no cortar demás, sólo eliminar lo que está dañado y dejar la posibilidad de que otro brote (no quemado) cercano a la punta tome el papel de punta principal.

Junto con la poda ayuda aplicar un bioestimulante para ayudar a la planta a recuperarse, además de mantener la planta abonada.

 

 

Deja un comentario