frutales

Guía práctica para plantar un árbol frutal

Entramos en esa parte del año en que es tradicional plantar frutales.  En términos generales es muy fácil tener un árbol frutal en tu casa y aprovechar sus frutos, pero a continuación trataremos de compartir varios consejos para mejorar aún más las probabilidades de éxito que de por si son altas.

 

Selección del árbol:

Es muy importante elegir bien qué frutal nos conviene más para nuestra casa. Hay que considerar el tamaño, la necesidad de espacio, luz y tierra de cada candidato. Hay variedades que se pueden plantar en una maceta grande y en caso que nos mudemos de casa lo podemos llevar con nosotros. Hay variedades que requieren polinización cruzada lo que significa que a menos que nuestro vecino tenga el polinizador, no nos sirve llevar uno solo.

Un criterio clave es la producción, que valoremos el producto del árbol y que nos de una cosecha que sea relevante. Por ejemplo un limonero da suficientes limones para un hogar y es de cosecha larga, no necesitamos más de uno o dos, pero un cerezo o dos no nos dan mucho ni por mucho tiempo.

Hay variedades que no se injertan ya que son suficientemente vigorosas, resistentes y rápidas en producir como el níspero. Hay otras variedades que requieren una ayuda para resistir ataques y entrar en producción en un plazo razonable, para esas variedades se aconseja mucho que sean injertadas. Los porta injertos también modifican el tamaño potencial de un árbol y hasta el sabor de su fruta.

Que un árbol en bolsa ya esté produciendo fruta es atractivo, pero no necesariamente ideal. Un árbol en bolsa tiene recursos bien limitados a los 5 a 20 litros de tierra en que está actualmente y no es tan bueno que use sus recursos en producir fruta.

Durante el invierno se comercializan árboles a raíz desnuda, o sea sin bolsa ni tierra. Con estos hay que seguir casi los mismos pasos pero hay que considerar que conviene plantarlos muy pronto luego de comprados.

Plantando mi árbol:

Una vez ya hemos elegido el árbol y lo llevamos a nuestra casa debemos asegurar su bienestar hasta que lo plantemos. Para esto hay que regarlo seguido, ponerlo en un lugar medianamente resguardado (no a pleno sol al medio del patio), no hay que dejarlo directamente sobre el cemento (que se puede calentar con el sol y secar el árbol en pocas horas).

Hay que elegir el lugar exacto donde plantarlo con la máxima empatía. En este punto debiéramos saber qué condiciones prefiere nuestro árbol y elegir en base a eso. También hay que tener cuidado de elegir un lugar donde no pase una matriz de agua, ni cables eléctricos ni nada parecido.

Ya tenemos elegido el lugar y ahora hay que hacer un hoyo. A menos que la tierra en ese lugar sea muy buena y blanda lo ideal es hacer un hoyo que sea más grande y profundo que el pan de tierra que trae el árbol. Para los frutales de hoja caduca yo pongo al fondo uno o dos kilos de compost de buena calidad, luego una capa de unos 5cm de la tierra del lugar y luego el árbol. La idea es que el árbol encuentre esa reserva sólo una vez se haya establecido y no sufra el shock de recibir un montón de nutrientes de golpe al momento del primer riego.

Antes de plantar el árbol hay que asegurarse de que esté bien regado del día anterior, y que el día en que lo plantemos no sea muy caluroso. Idealmente un día nublado y fresco y si no es posible, plantarlo en la tarde, una vez que ya no le llegue el sol directo.

Para los árboles a raíz desnuda conviene dejarlos en remojo un par de horas antes de plantarlos en una especie de caldo hecho de agua y tierra. Si tienen raíces rotas o demasiado largas conviene podarlas un poco.

Al ubicarlo es importante asegurarse que el nivel de la tierra quede en el mismo lugar del tallo – tronco que tenía en la bolsa, que no quede la base del injerto bajo tierra. También poner atención que quede bien erguido y si es necesario se deberá colocar un tutor para mantenerlo en posición. Al clavar el tutor hay que tener cuidado de no romper las raíces así que en caso de dudas mejor un poco alejado. Para unir el árbol al tutor poner una amarra suave tipo tela, manga plástica, goma, etc. No usar alambre ya que terminará ahorcando o lacerando la corteza del árbol.

Poner el tutor sin pasar por las raíces ni el pan de tierra

Una vez ubicado hay que rellenar con tierra sacada del hoyo los lados cubriendo bien todas las raíces con tierra blanda y apretar un poco. Que por ningún motivo queden bolsillos de aire en ninguna parte. Se puede pisar suavemente para asegurarse de esto.

Al final conviene hacerle una tacita de tierra, cosa que cuando reguemos luego de plantarlo, el agua se justo sobre las raíces y vaya filtrando poco a poco. Yo prefiero regar más que menos al plantar, pero distanciando los riegos a medida que pasan los días. No mantener la tierra empapada ya que el exceso de humedad lo puede terminar matando.

El tutor asegurado pero sin dañar el árbol

Cuidados:

Si en nuestra casa tenemos conejos es importante proteger el frutal con una linterna de malla. Esto es simplemente un cilindro de malla que protege desde 10 o 20 cm bajo el nivel de la tierra a unos 60 – 80 cm de altura. Los conejos son atraídos fuertemente por el olor de los frutales y sin protección pueden ser atacados cuando los conejos no encuentran nada más que comer. El conejo ataca la corteza lo que mata o daña gravemente al frutal.

Protección contra conejos

Si la especie y variedad elegida es sensible a las heladas y estamos en un lugar donde estas caen, será necesario poner alguna protección. Puede ser una especie de paraguas de plástico transparente, un trozo de malla antiheladas o lo que se nos pueda ocurrir.

Protección contra heladas

Generalmente los árboles necesitan ayuda contra las heladas los primeros años solamente y después la helada no les hace tanto daño. El frutal se va poniendo más resistente a medida que crece no sólo a las heladas sino en todo sentido.

Una vez pasado el primer año las actividades serán otras como poda, control de plagas y fertilización, pero una vez nuestro árbol frutal esté bien establecido seremos bendecidos por sus frutos.

 

Si tienes dudas o comentarios Escribe tu post y te responderemos.

 

Deja un comentario