Kale Darkibor

Cultivo del Kale

El kale es una crúcifera brássica, o sea cercana al repollo, coliflor, brócoli y se cultiva parecido. Al ser una planta con la que se busca mejorar la salud creo que se debe cultivar orgánico, de lo contrario se pierde parte de su valor.

Siembra:

Yo recomiendo hacer plantines antes de llevar al lugar definitivo. Para esto hay que enterrar las semillas a una profundidad de entre 0,5 cmy 1 cm. Se puede usar una almaciguera, una bandeja de cultivo o un semillero. Una mezcla de turba, perlita y compost ayuda a una buena germinación y a un desarrollo rápido del plantín. Hay que mantener húmedo pero no demasiado. Cuando los plantines tengan unos 15 cm se llevan al lugar definitivo, cuando me adelanté en trasplantar frenaron mucho su crecimiento. Sugiero preparar la tierra definitiva a unos 30 cm de profundidad o más y agregar algo de compost o humus.

Plantación:

El marco de plantación recomendable es de 60×40 cm siendo 40 cm el mínimo entre planta y planta. El lugar puede ir desde soleado en el sur de Chile a semi sombra en el centro y norte.

Riego:

Hay que mantener buena humedad sobre todo si hace mucho calor pero sin sobrepasarse.

Plagas:

En primavera y verano el ataque de los pulgones es casi inevitable y puede complicar a algunas plantas, pero generalmente sólo son algunas, las más débiles. Se puede controlar con aplicaciones periódicas de Neem pero además recomiendo cuidar los controladores naturales como son las chinitas. A veces las orugas de mariposa, sobre todo las de la mariposa blanca pueden hacer estragos. Ahí recomiendo Dipel además de dejar el espacio correcto entre las plantas.

Desarrollo:

Es una planta voluminosa. Si bien hay muchos tipos de kale, en general cada hoja puede llegar a lo 80 cm de largo y unos 50 cm de ancho en buenas condiciones de cultivo. La altura, unos 120 cm.

Cosecha:

Es de cosecha continua por hojas. No hay que sacarle muchas hojas de una vez o puede sufrir. La idea es tener suficientes plantas para que le saquemos 2 o 3 por planta semanalmente y tengamos suficiente kale para nuestras necesidades.

Temporada:

La literatura asegura que el kale resiste las heladas, incluso la nieve, pero con el frio invernal casi no crece en mi experiencia. Se suele cultivar durante el verano aunque yo estoy seguro que en algunas condiciones como las que tenemos en en norte de Chile se puede cultivar eficientemente en invierno en el exterior. El sabor mejora mientras más frio sea el ambiente de cultivo en todo caso así que podría ser un cultivo para nuestra zona austral también.

 

Hay mucho por aprender de este cultivo, pero en mi experiencia es uno de los más fáciles. ¡Que les vaya muy bien!

 

Las variedades de semillas que tenemos en La Mano Verde:

Kale Redbor F1: Hoja bien crespa y roja

Kale Darkibor F1: Hoja bien crespa y verde

Kale Moscow: Hoja tipo roble y con vena roja

Kale Nero di Toscana: Hoja larga y oscura

One thought on “Cultivo del Kale

Deja un comentario