IMG_1191

Ya es momento de sembrar Tomates (pero no de plantarlos)

 

Los Tomates son plantas que se toman un largo tiempo para su crecimiento vegetativo. En muchos lugares del mundo es practicamente imposible cultivarlas a la interperie ya que no resisten heladas y el verano no es lo suficientemente largo. Al final con suerte logran sacar unos tomates verdes (no llegan a ponerse rojos). En nuestra zona central se puede cultivar a la interperie pero sólo después de que pase el período de posibles heladas, la sabiduría tradicional dice que se plantan después del 18 de Septiembre.

Si pretendes hacer almácigos, ya estamos a tiempo de sembrar para luego plantar afuera cuando ya no haya peligro de heladas. El año pasado fui uno de los miles que perdimos muchas plantas por las heladas tardías que me hicieron perder más de un mes. Los tomates germinan como la mayoría de las hortalizas (germinación) pero conviene darles un buen tiempo como almácigos protegidos antes de sacarlos a la interperie para ahorrarse espacio en los bancales que puede ser usado en otras más rápidas. Si compras almácigos es conveniente que sean grandes sólo si se ven sanos y fuertes.  Si tienes una huerta con espacio limitado (como todas) y algo que pueda hacer de invernadero, es buena idea comprar  almácigos y cambiarlos a una bolsa más grande (con más tierra) y dejarlos crecer ahí por un buen rato antes de pasarlos a la huerta. La idea es que pasen la mayor parte de su fase vegetativa (antes de la flor) fuera de la huerta y entren sólo cuando están en la recta final (floración y fruto).

Es buena idea plantar tomates en dos o tres tandas, con un mes de separación. Así cuando las primeras plantas estén decayendo, la segunda tanda se pone productiva y logras una provisión continua de una de las hortalizas más simbólicas del verano.

IMG_1191
Un invernadero de Tomates en Limache, este es un cultivo limpio en una zona donde en general se usan demasiados químicos